lunes, 6 de agosto de 2012

FullMetalAlchemist: La Estrella Sagrada de Milos

En la 30ª edición del Salón del cómic de Barcelona, tuvo lugar la presentación de uno de los títulos más esperados de los otakus españoles: FMA La Estrella Sagrada de Milos, de la mano de Selecta Vision.
Tras la estela de su predecesora Full Metal Alchemist:El Conquistador de Shamballa, el alquimista de acero volvía a hacer de las suyas.


Ficha técnica:


Nombre original:Fullmetal Alchemist: Milos no Sei-Naru Hoshi
Autor original: Hiromu Arakawa
Director: Kazuya Murata
Estudio:Aniplex
Género: Sobrenatural, misterio
Categoría: Shônen
Año: 2011

Argumento


Edward Eldric (el Alquimista de Acero) y su hermano Alphonse, presencian la fuga de un preso con grandes conocimientos de alquimia, pues se mordió los dedos y con la sangre, trazó un círculo de transmutación para abrirse paso; lo siguen hasta Table City, una ciudad al borde de un precipicio que sirve de frontera entre las ciudades de Creta y Amestris, en cuyo fondo se halla lo que queda de la mágica Milos.
Descubren que el preso se encontraba cumpliendo una condena de cinco años y solo le quedaba medio año para finalizarla. El recorte de un periódico en su celda les lleva hasta una recién apresada sin papeles: Julia Chricton.
Julia será rescatada por este preso, resultando ser su hermano Ashley al que ella creía muerto. Murciélagos negros, Quimeras y mucha alquimia, para liberar al pueblo de Milos del basurero en el que la han convertido, aunque no todo es lo que parece…
Leer más

Buscando el Poder
Al visionar la película ya notamos varios cambios con respecto al anime y a la anterior película, pues la sombra de Hiromu Arakawa se diluye en los nuevos y brillantes colores de la animación, respetando el rubio de Edward pero transformando algunos rasgos de otros protagonistas, como Riza Hawkeye.
Al margen de esos pequeños detalles, es una película llena de acción trepidante y flashes al pasado que, aunque no hayáis visto el anime o leído el manga, ayudan a continuar y entender la historia. Se echan en falta los grandes combates y el uso de la alquimia en todo su esplendor, pues Edward y Alphonse casi no usan conjuros y la mano de Edward sólo se transforma en cuchillo.
La música de Taro Iwashiro a caballo entre la aventura y el suspense, envuelve las hazañas de nuestro joven protagonista.
Lo más “chirriante” que he apreciado es la voz en español de Alphonse por boca de Silvia Cabrera, que hace que dudemos del género del robot al escucharla/o hablar; demasiado femenina para un personaje que requeriría un poco de masculinidad.


En esta película, se pierde un poco el eje de la historia original, los viajes de los hermanos Eldric para recuperar sus cuerpos, que perdieron al intentar resucitar a su madre mediante la puerta de la Verdad y que en este guión queda un poco opaco, dando preferencia a la historia de la ciudad de Milos y a la familia Chricton.
La medición de fuerzas y conocimientos alquimistas vistos en otros animes, como el mismo FullMetalAlchemist, Busou Renkin o Kaze no Stigma, dejan paso a una historia más intimista que pretende ahondar tanto en los sentimientos de los protagonistas (Alphonse deja dilucidar alguna clase de afecto por Julia) como en la historia de las guerras entre Creta y Amestris por el control de la poderosa lava que se encuentra bajo los cimientos de la antigua Milos, hoy convertida literalmente en vertedero, donde van a parar los llamados ciudadanos de segunda, los parias en tierra de nadie, que tan solo tienen consuelo en que Julia consiga la Estrella que está escondida y les otorgará el poder para recuperar su esplendor.
Las Quimeras-lobo son los únicos monstruos que hacen su aparición, echando de menos los engendros que pueden salir al combinar distintas formas de pensar y dominar el poder de la genética.
En resumen, la cuidada edición de Selecta Vision, los extras y por qué no, la historia en sí misma, os invitan a echarle un vistazo al muy trillado ya Alquimista de Acero y a compartir lo que podían haber sido y no fueron, grandes aventuras de Edward.


Lo mejor: No hay tiempo para aburrirse en los 110 minutos que dura, se salta de una cosa a la otra sin respirar.
Lo peor: A parte de la voz de Alphonse, la pérdida de la esencia de Arakawa, la poca frescura del guión, ya que a ratos recuerda a Indiana Jones: En busca del Arca Perdida.